La Cooperativa en la Historia PDF Imprimir Correo electrónico

Eran años políticamente difíciles en el país, pero ello no imposibilitaba que hombres con inquietudes y proyectos se reunieran para intentar concretarlos. Han transcurrido algo mas de cuarenta años. Un 3 de noviembre de 1967, en el Conesa Foot Ball Club, se realizó la primer Asamblea Ordinaria, con elección de la primer comisión directiva.
Sus integrantes fueron: Presidente: Juan Galmes, Secretario: Julio Rozadilla, Tesorero: Osvaldo Petri, Vocales Titulares: Delfor Lagama, Miguel Luchessi, Humberto Mecozzi, Victorio Ruffini, Juvenal Canevaro, Enrique Hirsch, Luis Boarini, Vocales Suplentes: Duilio Pucciarelli, Gualberto Lazzari, Horacio Martinez, Juan Ciampichetti, Síndico Titular: Ricardo Rosas, Síndico Suplente: Oscar Ferranti. Este fue el puntapié inicial de lo que hoy es nuestra Cooperativa de Servicios.


En octubre de 1968, le otorgan el numero 11.178 de Personería Jurídica y el reconocimiento del Instituto Nacional de Acción Cooperativa. El objetivo del momento era dar el servicio de agua potable a nuestra localidad. Se realizaron muchas reuniones con vecinos, se hizo un trabajo de hormiga, visitando casa por casa, concientizando y convenciendo de los beneficios de este servicio. El pueblo dio una respuesta favorable abonando lo estipulado para poder lograr los fondos necesarios. Innumerables las reuniones y entrevistas con funcionarios del S.P.A.R. (Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural) periódicas visitas de la asistente social, señorita Cortez.


En mayo de 1969 se designa al primer cobrador, el señor Carlos Mazzari, los importes eran depositados en una cuenta que se abrió en el "Nuevo Banco Italiano" local.


Los años 1970 y 1971 fueron de idas y vueltas, los trabajos se realizaban muy lentamente, a raíz de esto se rescindieron contratos con empresas que no cumplían con lo estipulado. Ésto, produjo cierto desazón pero también la toma de decisiones y en abril de 1972, el Consejo decide por unanimidad, comunicar al S.P.A.R. que si el 15 de mayo los trabajos no estaban concluidos, el Consejo entregaba la Cooperativa a la Municipalidad de San Nicolás.


Mayo y junio fueron meses claves para la finalización de la obra. El 14 de julio se realiza la Asamblea General Ordinaria para aprobar el proyecto de reglamento del servicio. Representantes del organismo provincial entregaron la habilitación de la obra el 29 de agosto de 1972. El 24 de noviembre de 1974 se realiza la inauguración de la Planta Proveedora de Agua Potable. Las dificultades económicas hicieron que en marzo de 1975, se aplicara la Ordenanza Municipal donde se hace obligatoria la conexión. Hasta ese momento había alrededor de 250 bocas de agua, hoy 750 aproximadamente.


A pesar de los difíciles momentos, fueron tiempos de crecimiento, se incorporaron empleados, se construyeron oficinas y el galpón en la planta. Se realiza la conexión del segundo pozo proveedor de Agua. Llegan nuevos aires democráticos. Se piensa en nuevas propuestas e iniciativas. Se decide apoyar toda gestión municipal para la realización del gasoducto y su conexión en Conesa; como así también la posibilidad de promover y administrar la construcción de la carpeta asfáltica y del cordón cuneta.


También por idea y propuesta de instituciones locales, se consideró a esta Cooperativa como la indicada y en mejores condiciones para iniciar los trámites para la creación de una Central Telefónica. Transcurría 1986, ENTEL, se privatizaba. A principio de 1987 en una reunión con el senador Mosca, se conocen las pautas que establece ENTEL para la instalación de una central automática. Mientras tanto se hace un relevamiento de abonados y posibles adherentes. Se solicita al Banco de la Ribera que aporte un crédito. Se solicitan presupuestos a diferentes empresas. En junio de 1987 ENTEL envía una carta en la que autoriza a seguir con los trámites iniciados bajo el régimen de cooperativas. Se realizaron reuniones con los asociados para informarles de los trámites llevados a cabo, la forma de financiar la obra y la firma del convenio. Para colaborar con el Consejo Directivo en esta tarea se eligieron a los señores Delfor Lagama, Manuel Quiroz, Oscar Galizio, y Juan Alimena. El gobierno nacional propone el nuevo plan económico "Primavera", lo que implicó cambios en los presupuestos obtenidos. Después de muchas evaluaciones, de buscar las condiciones mas satisfactorias, económica y de tiempo para la Cooperativa, se otorga la confección del plano al señor Basilico y el 18 de abril de 1988, en la apertura de sobres de licitaciones para la construcción del plantel exterior, es elegida la Cooperativa de Trabajo de "9 de Julio", con quien se firma el contrato. El 20 de octubre de 1989, después de un profundo análisis, en Asamblea Extraordinaria, se aprobó el Reglamento Interno del Servicio Telefónico.


La inauguración de la Central Telefónica se realizó el 21 de diciembre de 1989, estando presentes el diputado nacional, doctor Carlos Mosca y autoridades municipales.


Se iniciaba una nueva década y nuestra institución brindaba dos servicios fundamentales para una comunidad en crecimiento y con impulso. Ésto así se consideró, se mejoró las instalaciones de teléfono, se incorporó personal, se realizó la primer guía local. También se mejoró la movilidad del personal, que hasta el momento lo hacía en bicicleta, se compró el Jeep y para una más eficiente y rápida facturación se adquiere una computadora.


A finales de 1990, el intendente de San Nicolás en una reunión con directivos, cedió por treinta años, terrenos en el cementerio local, para la construcción de nichos. En la oportunidad también se dialogó sobre una posible obra de red cloacal. Esta construcción se inició en septiembre de 1991, en enero de 1992, se entregaron 60 nichos, y se aprobó continuar la obra un una segunda etapa.


Surge una nueva iniciativa, el servicio de sepelio. Se hicieron todas las consultas pertinentes, la Cooperativa de Pergamino informó sobre la forma de operar y los presupuestos. Se hizo una encuesta para contabilizar los posibles asociados e informar los posibles costos. Las necesidades del momento, los nuevos proyectos o posibles a concretarse requieren la modificación de los Estatutos. El 12 de diciembre se realiza una Asamblea Extraordinaria para tal efecto. Para comenzar 1993, se decide hacer una inversión mas que necesaria, comprar la casa donde funcionara la casa velatoria y la ambulancia. En este servicio de sepelio se comparten coches y personal, cuando es necesario con la hermana Cooperativa de General Rojo.


En enero de 1994 se comienzan a hacer algunas instalaciones para el servicio de Telefonía Rural. Se coloca otro teléfono publico, se está en la búsqueda de terrenos para la realización de la red cloacal. Se trató de abaratar costos en el abastecimiento de tubos de gas ya que la finalización de la red de gas era algo lejano. Recuperar para Conesa el servicio de energía eléctrica también estuvo en los planes de la institución. La forma de asegurar el mejor servicio y optimizar la calidad es alentando al personal a que se perfeccione en sus áreas de trabajo, así realizaron distintos viajes para tal fin. Esto es otro de los pilares donde se apoya un trabajo continuo y responsable.


En octubre de 1994, representantes del S.P.A.R. estuvieron haciendo estudios y mediciones en el campo del señor Guiso Gasparroni, para comprobar la impermeabilidad de la tierra; midieron algunas cuadras del pueblo y tomaron el caudal de agua del tanque.


Se instaló una nueva central telefónica Siemens, se inauguró el 29 de diciembre de 1994. Había cerca de 400 abonados. Por una nota presentada y firmada por un centenar de socios, miembros del Consejo Directivo se abocaron a estudiar la posibilidad de instalar un Geriátrico, se llegó a la conclusión que eran muy elevados los costos para su realización. La solidaridad con otras instituciones esta siempre presente. Se entregó una computadora a la escuela Nº 14, otra a la Escuela Rural Nº 5, además de una video grabadora y cassettes cooperativos. Se aportó a la Subcomisión de Fútbol Infantil del Conesa Foot Ball Club, para la compra de equipos deportivos. Dentro de los planes ecológicos se donaron 30 árboles que se plantaron por la calle Entre Ríos desde Avenida San Martín hasta la Escuela Nº 14. Se instaló el teléfono publico que funciona las 24 horas.


Ante la necesidad de la institución de tener su sede propia, además de cubrir todas las exigencias y futuras actividades, se decidió adquirir el terreno de la señora Gledey Mecozzi, ubicado enfrente de la casa velatoria. Se inició la búsqueda de asesoramiento para la construcción del camino al cementerio, tanto de materiales como de empresas constructoras. En julio de 1996, directivos se reúnen con el doctor Di Rocco presentando esta inquietud.
Se asume el padrinazgo de la Escuela Técnica Nº 1 Juan B. Alberdi.


Comienza por entonces una nueva experiencia de intercambios de ideas y proyectos con instituciones locales, el 6 de diciembre de 1996 se llevó a cabo la primer reunión del Foro Comunitario de Conesa. A partir de esta instancia organizativa surgen otros temas que van mas allá se prestar un servicio, aparecen necesidades y propuestas que hacen al desarrollo y crecimiento de Conesa. Entre otros pensar en la seguridad, consultas en especialistas en Vialidad por la ruta 188, creación de un emprendimiento que ofrezca fuentes de trabajo para la comunidad.


Este breve recorrido histórico de la institución nos muestra que el objetivo permanente y central de todos los hombres que pasaron por sus comisiones directivas fue y es el bienestar de Conesa y sus habitantes. Una sociedad que en los últimos veinte años ha producido cambios sociales y tecnológicos tan profundos, exigen a toda institución estar preparada y abierta para afrontarlos a su dinámica propia. Este es nuestro propósito y Caminamos entre todos para lograrlo.